Blogia
ptqk_blogzine

"El problema de la mujer siempre ha sido un problema de hombres" Simone de Beauvoir

Estos días lo diarios dedican sus secciones de cultura al centenario del nacimiento de Simone de Beauvoir y, como era de esperar, lo enfocan desde la crítica al personaje, por su sometimiento a Sartre , su bisexualidad y su carácter un tanto agrio de empollona que la persiguió toda la vida. Como si además de filósofa tuviera que ser simpática.

Resulta que una vez más la obra de una mujer se emsombrece con la crónica de su vida privada. Cosa que no suele ocurrir con los varones. Igual que pasa con las mujeres que se meten en política -a las que se valora como "mejor peinada", "más estilosa" o lo que sea (todavia estoy esperando el día en que se mida el índice de popularidad de un ministro por su gusto con las corbatas), también las féminas que se meten a pensar son presas fáciles del amarillismo mediático.

Con todo, Simone de Beauvoir ha sido la pensadora más influyente del siglo XX y su obra ha amamantado a legiones de feministas, entre las que me encuentro. Con dieciseis años "La mujer rota" me desconcertó y no entendí nada pero lo acabé por cabezonería. Por suerte el pensamiento lateral hace su camino a pesar de la estupidez de una y antes de dejar París me compré "Memoires d'une jeune fille rangée" (traducido al español -lengua tan poco agradecida para los matices- como "Memorias de una joven formal") que devoré en un par de tardes en Barcelona y me gustó muchísimo más que su emblemática "Le Deuxième Sexe" , por la que ha pasado a la historia.

Porque mientras que en "Le Deuxième Sexe" , De Beauvoir expone con toda su racionalidad las ideas principales de su nuevo feminismo (hilvanadas en torno al famoso "On ne naît pas femme on le devient": una no se nace mujer, se transforma en mujer), en "Memoires d'une jeune fille rangée" simplemente cuenta su vida. Al menos unos años de su vida fundamentales para comprender lo que vino después: su infancia, la adolescencia y la primera juventud, antes de conocer a Jean-Paul Sartre. Cómo creció sintiéndose una freaky (cuando esa palabra no existía más que en inglés) y disfrutando con sentimiento de culpa de placeres destinados al otro sexo como la lectura, la escritura, la libertad o la reflexión.

Creo que "Memoires d'une jeune fille rangée" da una idea mucho más acertada del personaje que cualquier biografía y es una lectura imprescindible para quién quiera acercarse, tanto al pensamiento de Beauvoir como al sentir feminista. Para entender de dónde venimos, el por qué de tanta mala ostia y la energía que nos habita.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

robert -

las problemas de la mujer en la sociedad

new jordan 2011 -

The people who get on in this world are the people who get up and look for circumstances they want , and if they cannot find them .they make them.
http://www.cheapjordans2011.net/

Anónimo -

no sabia nada de su hermana. supongo que habla de ella en las memorias pero no me acuerdo, lo leí hace mucho. seguro que era una amargada, no lo dudo. pero sartre también pero no es lo que se destaca de él. que si padre del existencialismo, intelectual comprometido, blablabla

placida -

Mmmm, me lo apunto, aunque con la traducción se pierdan los matices.
Este verano leí "Las hermanas Beauvoir", una biografía sobre Simone de B. y su hermana, y también la retrataban como un ser malhumorado y a veces cruel.
Me gustó saber, y creo que no es muy conocido, que ya en los años 70, Simone veía que ya había escrito lo fundamental de su obra, y entonces fundó el MLF (Movimiento de Liberación de las Mujeres), y se dedicó a fabricar pancartas y participar en reuniones como una más. También tenían interesantes links con las feministas californianas de los 70, a las que ayudaron cuando llegó la ola ultraconservadora de principios de los 80 y se cerraron las clínicas de mujeres. ¡qué suerte poder leer en francés!
beso gordo y feliz 2008! ;-)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres